¡¡DESBLOQUÉATE!!

Por: Verónica González, psicóloga de Red Familia

Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido dificultad para poder relacionarnos o expresarnos como quisiéramos, nuestras emociones en ocasiones nos rebasan y crean bloqueos que impiden que tengamos relaciones sociales y familiares sanas.

Los bloqueos emocionales son acciones emergentes que nuestra mente genera para poder protegernos ante ciertas situaciones o momentos complicados de nuestra vida, en algunos casos funcionan como mecanismo de defensa para poder sobrevivir, emocionalmente hablando, al shock emocional por el cual estamos atravesando. Por ejemplo la muerte repentina de un ser querido.

Sin embargo, aunque los bloqueos pueden ser benéficos para seguir funcionando ante desastres emocionales, estos pueden llegar a convertirse en barreras que impiden el crecimiento de la persona y lo inhabilitan para desarrollar relaciones sociales sanas. Por ejemplo la timidez, la vergüenza, la falta de motivación o los celos excesivos, pueden ser señales de que tenemos un bloqueo emocional.

Estos sentimientos están asociados a la inseguridad y al medio, la realidad la vemos de manera negativa y se actúa en consecuencia, es decir nos sentimos incapaces de hacer, decir o realizar nuestras actividades cotidianas o profesionales. Por ejemplo: “¿para qué voy a ir...?”, “sé que no van a contratarme”, “hay candidatos más calificados”, ya no soy apto para…”, etc. Pensar en negativo nos lleva a crearnos bloqueos emocionales que nos coloca en una situación de inmovilidad que no favorece el crecimiento personal y si nos crea conflictos en todos los ámbitos de nuestra vida.

Dentro de la familia existen algunos factores que pueden detonar el desarrollo de bloqueos emocionales como los resentimientos, los malos entendidos sin aclarar, la falta de comunicación y en general todo lo que se queda guardado sin resolver. Todo esto llevara a que haya una mala relación familiar que poco a poco se ira deteriorando hasta que llega un punto en el que estalla y como decimos comúnmente “todos los problemas se nos vienen encima”

De tal manera que es necesario desbloquearnos para poder entablar relaciones familiares sanas y poder funcionar adecuadamente a nivel social. En Red Familia y Premio FAMILIArizARTE te damos algunas sugerencias que puedes llevar a cabo para el desbloqueo emocional.

  • Enfócate en las emociones positivas que experimentas durante el día.
  • Busca el aprendizaje que te deja la mala experiencia que hayas vivido
  • Ten en cuenta que si algo te salió mal una vez, no quiere decir que siempre te va a salir mal.
  • Trata de que predominen en ti los sentimientos de bienestar.
  • Cuida que tu dialogo interno no esté lleno pesimismo o insultos, lo que te dices a ti mismo es fundamental para proyectarte hacia afuera.

No olvides que la autoconfianza y la autoestima que proyectes dentro de tu familia, es la que tus hijos o los pequeños cercanos a ti van a reconocer y aprender, ¡porque en el ejemplo de la familia está la solución!

Fotografía: Oscar Alvarado Palacios, participante de la 9ª. Edición.